Matilda Banduru.

Jaime Fernandez15-Ago, 2021

Todo el mundo en Lodonga sabe donde encontrar a Matilda Bandaru, ya que todos los días de mercado se sienta en su puesto de siempre a vender la sal de mejor calidad de la región. Hace ya 5 años que solicitó su primer préstamo para comenzar este negocio, y gracias a los otros tres recibidos hasta ahora de cuantías crecientes ha podido introducir productos como café, soja, jengibre, hojas de té, ajos y jabón artesanal. Es una emprendedora nata, y nunca deja de pensar en cómo hacer crecer su negocio. En un futuro, le encantaría poder incluir el azúcar en su stock de productos ya que percibe una alta demanda en los mercados que frecuenta.


Sus aspiraciones tampoco se ciñen sólo a los negocios, sino que en las últimas elecciones en enero de 2021 decidió presentarse como representante de las mujeres en la localidad y ganó de manera holgada. Fruto de su matrimonio tiene seis hijos, todos mayores de edad. Aun así, todavía no ha llegado su momento de descansar de cuidar y educar niños, ya que desde la muerte de su hijo mayor por un accidente de motocicleta se hace cargo de sus 3 nietos. Su sueño es que muchas mujeres de su localidad alcancen la independencia económica necesaria para tomar todas las decisiones en sus propias vidas.