Africa Directo



BUSCAR
Colabora con Africa Directo

Historias de Voluntarios




También es cierto, que a veces el corazón te pide algo con fuerza. Y eso es lo que me ocurrió a mí. Comencé mi voluntariado con 16 años sabiendo que algún día iría a África a dar lo mejor de mí, porque sentía que aquello era parte de mi camino. Sabía que quería ir allí, pero también sabía que para ello, necesitaba estar preparada, como persona y como profesional.


Su comienzo en tierras ugandesas no fue facil, pero esta moza, fuerte y luchadora, consiguio salir adelante y ayudo a que el proyecto del hospital/maternidad se siga acercando a ser una realidad.


África… Imposible expresarlo con palabras. Imposible imaginarlo sin vivirlo. No se quede con lo que lea. Llegué el año pasado (2011) a África por segunda vez, en esta ocasión con idea de quedarme un buen tiempo, sin prisas por volver. Níger sería mi nuevo hogar, y el aire africano mi día a día.

Fer

Aterricé en el aeropuerto Malawi en enero del 2005. Han pasado casi dos años, y tengo la sensación, por un lado, de que fue ayer cuando llegué y por otro, de haber vivido otra vida. La razón de venir a uno de las zonas mas castigadas por malaria, sida, hambre…


En Alinafe anochece muy pronto. La ausencia de electricidad en el primer proyecto promovido por Africa Directo deja a oscuras a los pacientes, al staff residente y a los voluntarios a partir de las 6 de la tarde. Lo que queda de "noche" se emplea en tomar una ducha de agua fria (que se agradece enormemente dado el calorazo que hace en Alinafe), preparar una cenita sencilla con productos que no necesiten refrigerarse, y a dormir pronto como las gallinas, que ya se encargarán éstas de despertarte a las 5 de la mañana.


Estamos a mediados de Diciembre, en Malawi, eso significa que la época de hambre ha llegado, el NRU (Centro de Desnutridos) empieza a llenarse a pesar de que la cosecha del año pasado fue buena. Ayer murió un niño de menos de cinco años, y hace apenas dos semanas una niña de tres… esto me hace pensar en las diferencias reales, tangibles, entre esto y aquello.


En el hospital al que esta joven y maravillosa medico recien licenciada acude a diario en Malawi (el Hospital de Kapiri) a asistir a las madres que van a dar a luz o a otros muchos enfermos, no saben que Iria toca la guitarra y canta como los ángeles; sin embargo, por aquello de que los africanos llevan la música en sus venas, en numerosas ocasiones un ritmo inaudible y perezoso acompasa ambos corazones. En esos instantes, cuidador y cuidado se miran a las pupilas y se cuentan millones de cosas que no podrían expresar con palabras.


De mochilero por Africa, mi mochila y yo fuimos a parar a Alinafe Hospital, un maravilloso proyecto de Africa Directo que a su vez gestiona una escuela de futbol del Real Madrid que acoge a un centenar de estudiantes...


Mafalda llegó en Octubre (hace un año y medio) para quedarse unos meses, pero ahora piensa en Julio de 2010 y se ríe porque cree que no va a volver.


Se aproxima con paso corto, tímido. Las manos entrelazadas a la espalda. La cabeza, huérfana de cabello, sutilmente inclinada, siempre alerta a todo lo que sucede a su alrededor. En él no se cumple aquello de que “el rostro es el espejo del alma” y digo que no se cumple porque no hay ser humano capaz de visualizar tanta bondad.


Oihana, huracán de sentimientos, explosión de risas, remolino de colores…… Llegó con prisas buscando el lugar más olvidado donde poder ser útil, sus vacaciones quería emplearlas en aliviar el sufrimiento de los discapacitados. -“Soy fisio, y me quedan unas semanas libres” fue su presentación. Los leprosos de Gambo en Etiopia todavía preguntan ese ángel vestido con ropas multicolores que no solo cuido sus entumecidos miembros si no que también puso una sonrisa en sus miradas.


Patricia - voluntaria en Camerun, este verano vino a Madrid para hablar de las posibilidades de irse a África y despues pocas semanas ya estaba comprando el billete de avion...


Siempre corriendo con un balon de jugar y una sonrisa. Ha venido para ocuparse de los estudiantes con las necesidades especiales. Esta haciendo ejercicios con ellos, areglando las sillas de ruedas e intentando a explicar donde esta País Vasco a cada uno que quiera escuchar...


Susana, nos llego al África malawiana un día de Julio del año 2009, y desde el primer momento que piso esta bendita tierra dio muestras de venir con la mente y el corazón muy abiertos para absorber todo aquello que giraba a su alrededor.


Existe un juego muy divertido, a mi modo de ver, en el que uno de los participantes piensa un personaje y el resto a base de preguntas del tipo: “si fuera una época de la historia, que época sería?” debe descubrir quién es. Al contrario que en otros juegos de similares características en el que el peso recae en los investigadores, en este recae en el jugador que lo ha imaginado. Dejadme que os presente así a Susana, la voluntaria que el año pasado estuvo a caballo entre Ediofe y Kanwenge, al norte y sudoeste de Uganda respectivamente, dando vida a un proyecto de rehabilitación de escuelas y el planteamiento de una nueva maternidad.

© AFRICA DIRECTO