Africa Directo
EN PORTADA



BUSCAR
Colabora con Africa Directo
La crisis Alimentaria en Guiua

Un saludo amigos desde Guiua, de todos nosotros, de modo especial de todos aquellos pobres y ancianos  que cada mes reciben un poco de comida que es el fruto de vuestra generosidad. La semana pasada distribuimos a todos  su porción de alimentos para el mes de Mayo. La situación, como ya sabéis por los medios de comunicación, en Mozambique y en África es muy difícil debido a la subida de los precios de los alimentos, sobre todo del arroz. Nosotros, aquí, sentimos  el problema directamente. El año agrícola ha sido malo pues llovió poco. La gente tiene pocas reservas alimentarias en casa.

Todo se agravó con la subida de precios en el mes de Abril. Un ejemplo: un saco de 50 kgs de arroz subió de 650 meticais en febrero a 850 meticais en abril. Por lo visto la subida de precios no va a parar aquí.

La crisis alimentaria es mundial debido a la distorsión en el mercado provocada por los subsidios a la agricultura en los países ricos, disminución de la producción, el uso de los cereales para hacer comida para animales y la nueva producción de biocombustibles usando también cereales, que en Mozambique tiene muchos adeptos.

Lo que falta en el mundo no es comida o capacidad para producirla,  lo que falta es  la voluntad para resolver el problema de los pobres: ayudarles a producir comida para su autosuficiencia.

Esperemos que esta situación no precipite el caos. El pueblo es paciente pero no inconsciente, en un país donde por un lado se cima la pobreza mas absoluta mientras que unos pocos atesoran riquezas absolutas.

No se pueden imaginar como, ante esta situación tan difícil, la pequeña ayuda que damos mensualmente a las personas inscritas en el programa de distribución, es de vital  para ellas. Para muchas ya les queda poco por vivir, pues son ancianos. Esta semana he estado visitando las casas en la aldea de Guiua para llevar a estas familias la bendición Pascual. Visite a todos los que reciben vuestra ayuda, casi todos es lo único que tienen. El sábado, por ejemplo, estuve en la casa de un matrimonio de ancianos, ambos ciegos, que viven con un nieto de 7 años, huérfano de padre y madre, probablemente muertos por el sida. Pues viven solo con lo que les podemos dar, apenas un poco de comida. En estas visitas encontré situaciones de pobreza extrema e inscribí a nuevos necesitados en la lista de beneficiarios, aunque nuestras posibilidades son muy reducidas.

Me he decidido a escribirles pues es grande la gratitud de estas personas necesitadas hacia ustedes. Visitando sus casa, pobres, sin nada, sentí el deber de escribirles para agradecer de nuevo a ustedes su ayuda. Recordarles también , que en este contexto de carestía alimentaria y de subida de los precios de la comida, este apoyo que damos a través vuestro es absolutamente vital

Que Dios os bendiga y  os gratifique con sus dones.

P. Diamantino

© AFRICA DIRECTO