Mtendere, su día a día con AD.

Pablo Arroyo14-Sep, 2019

En esta ocasión, Pablo Arroyo nos manda las líneas maestras de los programa que apoyamos en Mtendere. Son variados y a cada cual más bonito y necesario. Un millón de gracias a Pablo y mil millones a todos lo que lo hacéis posible !!!

 

El informe, aquí: AfricaDirecto_Mtendere

Entrevista a Overtone Kondowe.

Pablo Arroyo06-Sep, 2019

Pablo Arroyo nos manda desde Malawi una entrevista con Overston Kondowe y un pdf con las claves básicas sobre el albinismo y su situación en Malawi.  Os adjuntamos un extracto de este último y los dos documentos:

¿Como ayudamos desde la organización?

Malawi tiene  28  distritos  y  actualmente  centramos  nuestros  esfuerzos   en  el  centro  y  sur  del  país.  El  proyecto  piloto  en  el  que  estamos   trabajando  progresa  adecuadamente  aunque  todavía  estamos  en  fase   de  pruebas  y  desarrollo  de  las  lociones  con  el  nombre  UMOZI  MAX.    

Desde  África  Directo  colaboramos  con  Beyond  SunCare  y  la   organización  APAM  para  concienciar  a  los  gobiernos  y  a  aquellos  que   quieran  también  colaborar  con  nosotros.  Nuestro  objetivo  es  ayudar  a   todas  las  personas  albinas  de  Malawi  a  mejorar  sus  condiciones  de   vida,  educarles  tanto  a  ellos  como  a  la  sociedad  en  cuanto  a  qué   supone  ser  albino  y  cómo  pueden  llevar  una  vida  lo  más  fácil  posible,  y   dotarles  de  lociones  y  formación  que  les  ayude  a  prevenir   enfermedades  de  la  piel  que  pueden  llegar  a  ser  mortales.    

AfricaDirecto_Albinismo

Entrevista Albinismo

 

Un Futuro Diferente.

Sister Nieves04-Sep, 2019

Os presentamos un informe que recibimos hace ya más de un mes y que nos envió la hermana Nieves desde Zway en Etiopía por el proyecto de micro préstamos de estudios para los estudiantes de moda e informática en el College.

El donante es Open Value Foundation, al igual que en los de microcréditos en Yumbe y Bidi Bidi.

Entre los pagos de los alumnos y nuestro préstamo nos acercamos al 80% del gasto total. Estamos convencidos que con esta ayuda la escuela tendrá un futuro sostenible cuando los estudiantes empiezan a devolver los préstamos.

1905_Etiopía_Zway_Mary_Help_AD_report_may_19

Informe intersemestral agicultura BidiBidi 1ra fase 2019

Pablo de Vega30-Ago, 2019

El proyecto de agricultura para refugiados sur sudaneses del campo de refugiados BidiBidi en el norte de Uganda, comenzó en noviembre de 2017 gracias a los donantes que colaboraron a través de África Directo con la congregación Marian Brothers, el socio local. La congregación ha puesto al servicio de este programa los conocimientos, vehículos y espacios de la escuela técnica agrónoma de la granja Odokibo. Sin esta aportación, no hubiera sido posible el desarrollo de este programa.
Este proyecto consiste en la distribución de herramientas semillas, árboles frutales y realización de sesiones formativas agrícolas que garantizaran el buen desarrollo del programa, además del mantenimiento y seguimiento de las actividades.
El objetivo del proyecto es dar la oportunidad a los refugiados de conseguir un sustento alimenticio y económico a través de la agricultura.
Las actividades comenzaron en noviembre de 2017, en los asentamientos 6, 9 y 10 de la Zona 4 del campo de refugiados. Durante 2018 se llevaron a cabo dos cosechas, correspondientes a las dos temporadas de lluvias anuales, lo que llamamos en el proyecto fase 1 y 2. Actualmente el proyecto se encuentra en la fase 1 (de marzo a junio).
De enero a mayo de 2019, por segunda vez, se ha llevado a cabo la primera fase de este proyecto, que corresponde a la distribución de semillas de acuerdo con el calendario de lluvias.
Además de la distribución de semillas se ha realizado el seguimiento y mantenimiento de los huertos, así como el seguimiento de las cosechas.
Este informe muestra un resumen de las actividades realizadas y los datos de este inicio de fase:

1906_Uganda_Report inter fase 1 agricultura Campo refugiados Bidibidi _2019 (1)

Informe Semestral Mama Kevina.

Febronia Nietiwe26-Ago, 2019

Nos mandan un email adjuntando un precio informe. Os copiamos el email ya que realmente es para todos los que lo hacéis posible. Gracias !!!!

Dear friends Jose and Manuel,
Thank you for the good work your doing. Greetings from Mama Kevina
Hope Centre. I hope your all fine, at MKHC we good. I have attached he
report for January to June 2019.

 Once again thank you for all what your doing for us and other people
who are need.

Wishing you all the best.

Yours in Christ,
Sr. Febronia Nietiwe

El informe aquí: 

REPORT FROM MAMA KEVINA HOPE CENTRE 2019

 

Y se hizo la luz!

José María Márquez Vigil26-Ago, 2019

Chicken party, africa directo!!!!!

África Directo.25-Ago, 2019

Pues eso, que aquí nos quejamos de “otra vez pollo” y en Kamwengue, Uganda, es una verdadera fiesta. Una vez al trimestre, 530 niños comen pollo gracias a vosotros, los donantes y padrinos de AD. Que felicidad, no???

Back To Eighties2, la fiesta continua!

África Directo.08-Ago, 2019

Para la compra de entradas puedes contactar con Natalia Noriega en el 619766741 ó con Jose María Márquez en el 660096449 (teléfono y WhatsApp) hasta el 16 de Agosto. En la puerta hay un suplemento de 5 euros.

También puedes sacar tu entrada online, enviando una transferencia a la siguiente cuenta de la Fundación África Directo incluyendo tu nombre y apellidos y la palabra FOYU en el concepto:

ES85 0049 1182 38 2010388210 (Banco Santander)

También se puede hacer una compra online con tajeta:

https://africadirecto.org/quieres-colaborar/formas-colaborar-economicamente/dona-ahora/

Y por supuesto, vuestros donativos (fila cero) serán siempre bienvenidos para seguir colaborando con el programa sanitario del Hospital de Atupele en Malawi si no pudierais venir. ¡¡¡¡¡¡Muchas Gracias!!!!!!

2.292

Elena Moreno01-Ago, 2019

A simple vista no es una cifra redonda, bonita ni atractiva, pero nunca un número significó tanto para nosotros, ni mucho menos para ellos. 2.292 es la cantidad que hemos conseguido recaudar gracias a los más nuestros. Era el objetivo inicial que nos marcamos al principio de la campaña y era la cantidad que cubría el coste de todos los tratamientos. Y lo hemos conseguido. 2.292 euros que toman la forma de cirugías para Allan o Lydia, andador para Richard, prótesis para Dismas o sillas de ruedas para Christine. Una cantidad que supone un antes y un después en la vida de diez niños. Y qué niños, señores.

Niños que no sólo han tenido la mala suerte de nacer en un país con escasos recursos, sino que además han sido condenados por sufrir un problema mental o físico. Problemas que les han impedido “funcionar” en casa, ir a por leña al bosque o a por agua al tanque. Problemas que lejos de acercarles a sus padres o hermanos, les han separado. Porque aquí la discapacidad de un hijo es motivo suficiente para apartarlo de todo, también de su infancia. En su mayoría, no han cumplido ni
los catorce años y ya han tenido que ver y sentir el rechazo de sus familias por el mero hecho de no ser como los demás. Y por supuesto que no lo son. Porque estos niños son superhéroes. Y nuestra debilidad, para qué mentir.

Richard nació con discapacidad intelectual que se agravó después de que su madre decidiera esconderlo en su propia casa sin acceso al exterior. A sus nueve años n0 había aprendido a caminar y vivía entre una silla de ruedas y el suelo. Ahora, no sólo es una auténtica máquina con su nuevo andador, sino que últimamente se atreve a separarse de este para andar sólo. Y esto en menos de tres semanas. Godwin desarrolló un problema grave de visión tras pasar un mes en coma cuando era pequeño. Este lunes entra en el quirófano, y en el mismo taxi camino al hospital irá con Dismas, que nació con deficiencia focal del fémur y le tomarán medidas para su nueva prótesis. Y no me olvido de Allan, Patience, Lydia, Primah o Christine, que en dos semanas cruzan el país para asistir a su primera consulta antes de la cirugía que lo cambiará todo. Reachal, en cambio, irá a su primera sesión con el logopeda. Tiene una hermana gemela, pero el destino decidió que sólo fuera ella la de la parálisis cerebral.

Y así diez historias tan valientes como sus protagonistas. Historias con las que habéis conectado y que verán su final feliz por vuestra empatía, colaboración y solidaridad.

Padrinos mzungus, habéis devuelto vidas.

Gracias, de corazón.
Seguimos.
Álvaro y Elena

Memoria 2018: Avance Carta de Volun.

Ines Blasco.25-Jul, 2019

En una ocasión, llegué a cosechar todo lo que creía que una persona puede desear: un buen puesto en un respetable estudio de arquitectura londinense diseñando la nueva sede de un banco alemán en plena City; un buen salario; un pisito idílico en la buhardilla de un edificio georgiano en buena zona y a poca distancia del trabajo; una cuidada decoración y algún que otro mueble inglés de madera… Lo tenía todo y sin embargo, nunca me sentí más infeliz que entonces: ¿Qué faltaba pues? Tardé meses en entender que era esa vida, la que todo me daba (mientras me vaciaba), lo que fallaba. Hasta llegué a cambiarme a otro trabajo aún más cerca (y mejor pagado) pensando que era “calidad de vida” lo que necesitaba. Resultó que la solución tampoco estaba en los añorados almuerzos caseros ni en la reducción de las infinitas horas extras de mi anterior puesto… ¿Qué faltaba entonces que ni el dulce aroma de ajillos fritos en aceite de oliva pudiera subsanar?

Una noche de viernes a principios de noviembre, aún dudo de si en éxtasis o en delirio, pero sin duda hastiada de esperar a Godot, por fin me atreví a preguntarme: “y tú, ¿qué quieres hacer?”  – “Trabajar en Madrid de arquitecto por un salario digno…aunque tampoco. Estar cerca de mi familia. Sentirme útil. Saber qué demonios hacer con mi vida. Encontrar sentido…”. Ya. “¿Y si quitas el dinero de la ecuación?” …- “¿Y olvidarme de pagar un piso, comer, ocio? …Entonces, algo de verdad útil. Sin ambages. Como irme de voluntariado”. “¿Volver a empezar? ¿Otra vez? ¿Otro país más?” –“Pero distinto. Esta vez, no por necesidad (bueno sí), pero de otra clase”.

Más que el miedo primitivo a enfrentarme a serpientes, leones, o mosquitos sedientos, lo que aquella noche me quitó el sueño fue cómo decírselo a mi madre (y un poco las mambas negras, para qué engañarnos). Para mi sorpresa, la mía, que luchó por anclar en Madrid (porque hasta Badajoz no llegaba tanta cuerda), primero a un marido trotamundos y después a sus cuatro hijos, resultó que no solo no se enfadó, sino que esperanzada, dijo que seguramente fuese la mejor decisión que haya tomado en mi vida: las madres, cuánto saben y qué bien nos conocen…

Dejé de trabajar un 21 de diciembre. Tras pasar las Navidades en España y aprovechar para conocer en persona a José María, Santiago y Ángel (al resto espero hacerlo muy pronto), volví a Londres a consumar mi Brexit y traerme los cuatro muebles que salvé. Constaté lo poco que pesa la libertad (y lo mucho que pesa un colchón). No voy a entrar en detalles sobre qué experiencias viví o cómo las sentí: darían para una novela y por lo que he aprendido este año, son tan subjetivas, que de nada servirían a un potencial voluntario. Basta decir que para mí, este año está siendo lo más cercano a volver a dejar de fumar (aunque un tabaco más intenso): Al principio, encontrarás molestias: ducha (cubos) de agua fría, escasez de agua potable, mosquitos, choque cultural, alguna que otra diarrea…Pero muy pronto todos estos incordios dejan paso a nuevos sabores, olores, sensaciones tan puras e intensas que no comprenderás cómo fuiste tan obtusa de no haber dejado ese humo denso y pestilente mucho antes….aunque algún día por despiste lo eches de menos.

Casi seis años en Londres bastaron para vaciarme. Seis meses después, desde Tanzania y con la vista puesta en Uganda, puedo afirmar que nunca me he sentido más llena. Si estás pensándolo, hazlo. Pero hazlo bien. No te vas a arrepentir.