Africa Directo



BUSCAR
Colabora con Africa Directo

Maputo, más tranquilo.

5 Octubre 2010

Las protestas de los últimos días en Maputo contra la carestía de la vida, en las que murieron 10 personas, revelan la frustración de los sectores urbanos pobres de Mozambique, sin otros canales de expresión ante el partido único que gobierna el país desde su independencia de Portugal en 1975, señalan analistas. "El gobierno no se ha preocupado por las consecuencias de la depreciación de la divisa nacional, el metical, en un país que depende de las importaciones para alimentarse", indica Richard Cornwell, del Instituto Sudafricano de Estudios sobre la Seguridad (ISS).


 Por Joshua Howat Berger (AFP)

MAPUTO — La gasolina y el dinero en efectivo empezaban a escasear en Maputo, donde este sábado se reanudaba la actividad tras los choques con la policía que dejaron diez muertos y más de 400 heridos en tres días de manifestaciones contra la carestía de la vida.

El centro de la ciudad y sus tiendas estaban nuevamente llenos de gente que tenía que esquivar los restos de barricadas que quedaban en las aceras y alguno que otro vehículo calcinado, mientras patrullaba la policía antidisturbios.

Los automovilistas procuraban encontrar gasolina, pero las estaciones de servicio, que no lograron abastecerse desde el inicio de las manifestaciones, sólo tenían gasoil. El dinero en efectivo empezaba a escasear en los cajeros automáticos, delante de los cuales la gente hacía largas filas para intentar retirar lo que quedara.

La noche del viernes y la madrugada del sábado fueron "tranquilas" en Maputo y en otras zonas de Mozambique, indicaron fuentes coincidentes, tras tres días de manifestaciones durante los cuales cesó todo movimiento en la capital.

En Chimoio (centro), a 750 km al norte de Maputo, donde seis personas resultaron heridas al registrarse las primeras manifestaciones fuera de la capital, la situación también fue calificada de "tranquila" por la policía local. El miércoles, miles de personas habían salido a la calle en barrios pobres de Maputo para manifestarse contra el aumento del precio del petróleo, el trigo, el pan, el agua y la electricidad.

Según testimonios coincidentes, la policía recurrió primero a balas de goma para dispersar a la muchedumbre, y luego pasó a las balas reales, causando la muerte de siete personas e hiriendo a unas 230 más.

Desde entonces, la tensión no ha cesado. El jueves, se registraron tres muertes más "como consecuencia directa de los disturbios", indicó el ministro de Salud mozambiqueño Ivo Garrido.

El viernes, tres policías resultaron heridos durante choques con manifestantes, que les lanzaron piedras, según la policía, la cual afirmó que manifestantes se agruparon en dos suburbios pobres de la capital, Benfica y Hulene, levantando barricadas con neumáticos incendiados.

"Cuando tratamos de detenerlos, los manifestantes lanzaron piedras y otros objetos a los policías", indicó, precisando que la policía utilizó balas reales cuando las de goma se le agotaron, "pero sólo para dispersar a la gente". Pese al crecimiento económico que se ha registrado desde 1992, 65% de los 20 millones de mozambiqueños viven en condiciones de pobreza.

El partido en el poder desde la partida de los colonos portugueses en 1975, el Frente para la Liberación de Mozambique (Frelimo) ganó las elecciones de octubre pasado, que ratificaron al presidente Armando Guebuza con una mayoría de 75%, pero perdió dos de las curules en Maputo, al tiempo que ganaba en popularidad en las zonas rurales.

"Era ya un signo de descontento en la capital", donde los pobres no disponen de los mecanismos de sobrevivencia de los campesinos, según Joe Hanlon, de la británica Open University.


© AFRICA DIRECTO