Africa Directo
EN PORTADA



BUSCAR
Colabora con Africa Directo
Terremoto en la region de Kivu, RD Congo

Se ha producido un terremoto en Kivu, en RD Congo, con el epicentro a solo 80 km de la ciudad de goma, ciudad muy castigada ya en los ultimos años por la erupcion del volcan Nyragongo y por la guerra 8el rebelde Kunda, con la colaboración del gobierno de rwanda, campea a sus anchas por la zona ocasionando cientos de miles de desplazados a su paso).

El terremoto se ha cobrado decenas de vidas, y se teme que puedan haber nuevos movimientos sismicos, aunque el ultimo ya bajó de intensidad.

A continuación editamos una carta que nos llegaba directamente de Goma hace 4 dias:

"Tenía que llegar a Goma. Nairobi era solo un transito para poder llegar a esta ciudad de la RD Congo, pero no entendia bien para que iba ya que no tenia mucho que aportar ahi : llegaba por primera vez, no hablo frances, y encima voy solo de visita, solo 4 dias antes de seguir hacia Uganda. Pero se ve que tenia que llegar, porque a pesar de no encontrar transporte hasta que aparecio un taxista gravemente enfermo, a pesar de pinchar una rueda, a pesar de coger un atasco en el que miles de vehiculos se mezclaban con los miles de tejados de hojalata de kibera dando desde lejos la imagen de formar una enorme plancha de acero! A pesar de pararnos un buen rato la policia, a pesar de discutir un buen rato con la aerolinea para que me dieran un billete que no reconocian haber reservado... A pesar de todo ello, pude entrar por los pelos en el avion, y unas horas despues aterrizaba en la ciudad del CAOS .

 

Caos. Si hicieran una pelicula de Goma, los espectadores reprocharian al director su fantasia. No es posible recibir tantas impresiones en un solo minuto mientras aterrizas! Miles de cascos azules a ambos lados de la pista, tanques blindados, el ejercito local apostado por todo el aeropuerto, todos ellos recordandote que llegas al corazon de una de las guerras mas largas y crueles que se ha librado en Africa. Y al salir del aeropuerto, millones de toneladas de lava, por todas partes, recordandote que por si fuera poco, a los cientos de miles de desplazados que han llegado a la ciudad huyendo de la guerrilla, se les adelantaron hace unos anyos otros cientos de miles que huian de una catastrofe natural sin precedentes : rios de lava que cubrieron todo de fuego y que ahora han dejado un rastro interminable de pedruscos negros, desde esa montanya asesina que se levanta majestuosamente sobre la ciudad hasta ese lago en el que la ciudad se ve atrapada sin mas posibilidad de huida hacia adelante.

 

Hace 2.000 años alguien dijo aquello de «sobre esta piedra edificare mi Iglesia». Y el padre Mario, salesiano originario de Venezuela, decidio hacer lo mismo. Sobre una ciudad de pedruscos negros ha levantado su Iglesia, una Iglesia viva de ayuda, de amor, de esperanza, de sueños de supervivencia. La verdadera Iglesia esta sin terminar, enormemente sencilla, y se utiliza como almacen para que trabajen en ella los estudiantes de albañileria del Centro Don Bosco Ngangi. Pero «la otra Iglesia» esta formada por barracones en los que viven 250 huerfanos, un colegio, una clinica para los desnutridos, un comedor al que acuden miles de bocas cada dia, un centro de formacion profesional para aprender diferentes oficios (fontaneria, electricidad, carpinteria, mecanica!). Y he podido visitar alguna de las cientos de casas para los desplazados financiadas por Africa Directo con ayudas de numerosos donantes : el premio Telva, la Fundacion Ordesa, el Parlamento de Andalucia, el Ayuntamiento de Zarautz, la AECI, el Ayuntamiento de Lucena! Y otras ayudas destinadas a la infancia, el desarrollo economico y la educacion, facilitadas por el premio Natura, la Caja de San Fernando, la Fundacion Ebro Puleva, Caja Espanya!

 

Escribo estas lineas mientras nos sobrevuelan numerosos helicopteros blancos de Naciones Unidas. En Goma se esta celebrando estos dias una conferencia de Paz con la presencia del presidente electo, Kabila, y el lugarteniente del rebelde Kunda.

 

Hay cientos de miles de desplazados en los alrededores de la ciudad. Unos hablan de 600.000, otros de 800.000! Un numero vergonzoso para la humanidad en cualquiera de los casos.  Esta tarde me traslade a uno de esos campos, con unos 30.000 desplazados hacinados sobre la lava petrificada de un valle inmenso. La tienda de campanya individual con la que siempre viajo por si no encuentro una cama para dormir, es mayor que el espacio de ramas y piedras volcanicas en el que se refugian familias enteras que tuvieron que huir de sus hogares ante el avance de la guerrilla. Una mujer me aparta del grupo con el que viajaba, y me lleva hasta su casa. Me invita a entrar y me ensenya la cama en la que duermen. Sobre rocas de lava! Dormir ahi una noche seria un suplicio , pero presumiblemente seguira habitando esa «estructura» mucho tiempo, mientras se siguen reuniendo los que siguen «a dieta». Los que duermen en un buen hotel en la ciudad y cobran dietas millonarias porc cada dia que dura la conferencia. Supongo que preferiran que las conversaciones se alarguen al maximo, que las dietas sigan sumando! Pero las verdaderas «dietas» se estan produciendo en los campos de desplazados, donde miles de mujeres con sus esqueleticos ninyos se agrupan frente a una taza de papilla bastante escasa, como lo testifican sus caras, sus bocas, sus ojos y sus cuerpos.

 

Esta noche me va a costar dormir sobre el mullido colchon del Centro Ngangi. Me acordare de esta mujer, y tratare de sonyar con que la ayuda que nos acaba de aprobar el Ayuntamiento de Madrid, 72.000 euros para los desplazados, llegue ya pronto y al menos pueda mejorar minimamente la vida de algunas de las familias que hoy he conocido y que se me han quedado, como tantas otras, en este ya envejecido corazoncito que en estos viajes a Africa se me entristece por momentos para definitivamente iluminarse mucho mas al pensar en «el medio vaso lleno», al pensar que lo poco que hacemos puede ser mucho para tanta gente que no conociamos y que hoy se queda ya con nosotros para siempre."



Jose Marí­a Márquez

© AFRICA DIRECTO